Menú Cerrar
D. Amadeo Rodríguez, Obispo de Jaén, en un acto litúrgico. Imagen extraída de la web de la Diócesis de Jaén

La Diócesis de Jaén actualiza sus medidas contra el COVID-19

La Diócesis de Jaén ha actualizado sus medidas de prevención y seguridad contra la pandemia del COVID-19. Estas medidas se centran en evitar aglomeraciones de personas que permitan al virus su propagación entre la población.

Como siempre, nuestra Cofradía ruega que se sigan siempre las indicaciones de nuestra Diócesis y de los organismos oficiales del Estado.

A continuación compartimos el comunicado disponible en la web de la Diócesis:

El Obispo de Jaén, Don Amadeo Rodríguez Magro, conocedor de la gravedad de la situación provocada por el Coronavirus y sintiéndose responsable de la grey a la que sirve, traslada a los fieles, consagrados y sacerdotes su preocupación por la pandemia del COVID-19, a la vez que apela a la prudencia y a no ceder al miedo ni al pánico colectivo.

El Obispo, como cabeza de la Iglesia de Jaén, en responsabilidad con la sociedad y atendiendo las recomendaciones efectuadas por el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, en lo referente a la pandemia del COVID-19, quiere actualizar las indicaciones ya puestas en marcha y añadir las que a continuación se especifican, recordando que en este momento, el bien mayor es proteger la vida de las personas, que es un precioso don de Dios. Del mismo modo, la Diócesis de Jaén deja la puerta abierta a añadir otras directrices atendiendo a las que las autoridades civiles y sanitarias vayan implementando a lo largo de las próximas fechas.

1. Se aplazan todos los actos extraordinarios de carácter diocesano, arciprestal y parroquial, así como de otras instituciones de la Iglesia, previstos para esta Cuaresma, hasta que la autoridad sanitaria considere oportuno reanudar la actividad habitual.

2. Las celebraciones eucarísticas se mantendrán, aunque se recomienda, a todos los fieles, y especialmente, a las personas mayores, enfermas o en situación de riesgo y a los niños que permanezcan en sus  casas. Todos los fieles quedan dispensados del precepto dominical (c. 87, Catecismo de la Iglesia Católica, 2181).

Si hay que realizar celebraciones con grupos numerosos (bodas, funerales, etc.) no deben hacerse en espacios pequeños y habrá de ocuparse como máximo un tercio del aforo. Al mismo tiempo, se aconseja que los asistentes a estos actos, como medida sanitaria, mantengan una distancia de un metro y medio aproximadamente, siempre atendiendo a las recomendaciones del sacerdote.

3. Las catequesis y cualquier otra reunión de tipo formativo quedan suspendidas de forma presencial. No obstante, en el caso de la catequesis infantil, se anima a los padres a que sean ellos quienes ejerzan la tarea del acompañamiento de sus hijos en el ejercicio de la transmisión de la fe. Por este motivo, invitamos a los párrocos y a los catequistas a que faciliten las indicaciones y el material necesario para este fin.

4. Durante la Cuaresma, habitualmente tienen lugar en nuestra Diócesis numerosas celebraciones comunitarias del sacramento de la Penitencia, que han de ser suprimidas. Pero los sacerdotes estarán disponibles para atender a aquellas personas que individualmente soliciten el sacramento, guardando las medidas de higiene recomendadas.

5. Las Cofradías cancelarán todos los actos públicos que habitualmente se celebran en este tiempo de Cuaresma, tanto de carácter devocional como litúrgico: Vía Crucis, Besapiés, quinarios, novenas… En todo caso, se evitará organizar cualquier acto que suponga una aglomeración de personas.

6. Los Templos, que permanecerán abiertos al culto, deberán extremar las medidas de higiene y desinfección de sus instalaciones. Y aquellos que, por su carácter histórico-artístico contemplen, además del culto, las visitas cultural  y turísticas, deberán suspenderlas.

7. Se mantienen las normas anteriormente implementadas:

– La distribución de la Sagrada Comunión es preferible que se realice en la mano.

– Se debe retirar el agua bendita de las pilas que hay en las entradas de las iglesias y en otros lugares de devoción.

– Durante la celebración de la Eucaristía se debe suprimir el gesto de la paz  o al menos sustituir el habitual de abrazar o estrechar la mano a los que están próximos, por otro que evite el contacto físico.

– Que las personas que distribuyen la comunión durante la Eucaristía, se laven las manos antes y después de este momento.

8. El Obispo de la Diócesis invita a los sacerdotes a recordar, en todo momento, su condición de pastores, y pide que acompañen a los fieles en sus preocupaciones, ofreciéndoles su aliento pastoral. A la vez que les recomienda el uso prudente de las redes sociales, evitando crear sensación de alarma y división, ayudando, más bien, a vivir esta situación dolorosa desde la calma y la confianza en Dios, a la que el Evangelio nos invita.

9.  Por último, el Obispo de Jaén, como cabeza de la Iglesia diocesana del Santo Reino, anima a los fieles a vivir este tiempo de Cuaresma desde el recogimiento, la oración y el silencio, atendiendo a los más desvalidos y a los enfermos. A la vez que pide plegarias por los afectados del Coronavirus y sus familias, así como por los fallecidos a causa de esta pandemia, uniéndose, de este modo, a la oración que el Santo Padre Francisco ha hecho pública para este motivo.

Publicado en Actualidad, Cultos, Diócesis

Artículos relacionados